viernes, 2 de noviembre de 2007

Bueno avala las tesis de Moore

Claro, de forma indirecta y muy cogido por los pelos, que después de todo no creo que al de Santo Domingo de la Calzada le importe ni lo más mínimo –ni que sepa siquiera que existe- lo que escribe el de Northampton. Pero en fin, jugando un poco a enlazar lo imposible y viendo y escuchando y entendiendo lo que uno quiere ver, escuchar y entender, aquí tenemos a Bueno bendiciendo el final de Watchmen. El video corresponde a la charla final del curso de verano impartido en Santo Domino de la Calzada allá por 2004 sobre solidaridad y globalización, en donde el filósofo explica que la solidaridad –y también la globalización, que es una modalidad de la misma- entendida de forma armónica aspira a la unión de la humanidad toda, aspiración esta que considera completamente infantil e irrealizable y que se opone al concepto de la solidaridad polémica, solidaridad en la que la unión de un grupo se realiza siempre frente a terceros. Esta es la única forma de solidaridad con un sentido material y realista, en donde sólo es posible conseguir la comunión total de la humanidad a través de la amenaza de un tercero –los marcianos dice Bueno- que obligue a apartar las diferencias. Es decir, como el muy cuestionado plan de Veidt en Watchmen. O sea, que tal vez no fuera tan ridículo pensar que pudiera tener éxito. Quizá lo más ridículo es que a alguien se le pueda llegar a ocurrir ejecutar semejante estupidez. Pero una vez llevado a cabo…


video

Ya veis, no sólo considera posible esa reacción frente a la amenaza exterior, sino que la tiene por necesaria.

7 comentarios:

  1. Es cierto, sólo hace falta un tío con huevos para llevarlo adelante y que no haya un Rorschach que lo estropee

    ResponderEliminar
  2. Bueno, en realidad el final de Watchmen es más que eso. Por supuesto que una amenaza externa aumenta la solidaridad interna (un conocido principio de la sociología), pero el extraterrestre asesino representa además el espacio exterior, el infinito. Es decir, en un contexto tan amplio como el espacio sideral, con millones de años luz a un lado y al otro, ¿qué sentido tienen las peleas entre dos diminutas motas de polvo?

    ResponderEliminar
  3. bruce, creo que el problema es mayor que el de la ausencia de alguien con suficiente valentía para llevarla a cabo. Lo que hace de la idea de Veidt completamente inviables y por tanto estupida extrapolada a nuestra realidad es, creo yo, la imposibilidad de hacer creible una farsa de semejantes proporciones. Tal vez en el mundo de Watchmen, donde toda la opinión publica esta practicamente en manos de un solo hombre aun sea posible que adecuadamente preparada y con la suficiente dosis de realidad -y dos millones de muertos lo son- pueda colar. Pero en nuestra realidad es algo inimaginable. Algo así sólo es posible dentro de los paramentros de una dictadura totalitaria, donde no queda más remedio que creerse lo que manden creer.


    Menos duda debería suscitar, amigo peúbe, el hecho de que una vez materializada la amenaza exterior la humanidad pueda aliarse contra ella. Sin embargo hay mucha gente que no acaba de verlo claramente y no me parece de menos aportar una opinión de autoridad en este sentido. Sin pretender, por supuesto, reducir el alcance del significado del final de Watchmen.

    ResponderEliminar
  4. Desde que Bueno defendió publicamente la existencia de Gran Hermano. ¡Qué se puede decir de este marciano!
    Te encontré por casualidad buscando información sobre el cómic Auschwitz.
    Salud

    ResponderEliminar
  5. De vez en cuando,si uno investiga o, mejor dicho, deambula por entre artículos mil,encontraremos pensamientos propios que alguien ha hecho públicos.Este es el caso de la "solidaridad" humana frente a un tercero,alguna que otra vez me he encontrado con este mismo pensamiento,lástima que hoy en día el enemigo a batir por parte de un hipotético Veidt no sería Rorschach,sino la desidia de la humanidad.
    Y es que,por más que se predique al viento,cada vez nos miramos más el ombligo,ese es el mayor logro de la sociedad capitalista;la insolidaridad oculta bajo una falsa máscara de autosuficiente individualismo.
    En otras palabras,ante el hallazgo de una inteligencia extraterrestre
    los humanos actuaríamos,a la larga,como si de otra noticia más con fecha de caducidad se tratase.
    Ejemplos,mil,¿o alguien sabe algo sobre la situación de Burma ahora que no matan monjes en exceso?

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Cuánto tiempo, viejo amigo –dios, lo qué pesa la treintena- davidchip!! Oye, cuando quieras puedes pasarte a recoger lo que te grabé. A ver, lo de los pensamientos propios en palabras de otros… bueno, sin querer minusvalorar tu sabiduría o intuición, lo cierto es que como dijo no recuerdo quién, una de las sutilezas del pensador hábil es convencer al receptor de su idea que la ocurrencia ya la había pensado él, aunque fuera en forma menos elaborada. Igual que el buen escritor hace sentir que la novela se le ha ido ocurriendo al lector sobre la marcha. Es una especie de soborno o halago a la inteligencia que anula el sentido crítico y hace adherirse a la propuesta con mayor facilidad. De hecho yo he tenido esta misma sensación muchas veces con ideas totalmente contrapuesta, lo que me hace pensar que, o bien, no tengo ningún rigor, o bien, me dejo convencer con facilidad.

    Y hablando de persuadir y anular la capacidad crítica, creo que es precisamente ahí donde reside la máxima habilidad del capitalismo: sabe explotar de tal forma las más profundas miserias, limitaciones y anhelos de la condición humana; tiene tal capacidad para dar gato por liebre y hacer que nos conformemos con las migajas –eso si, migajas muy presentadas- olvidando el verdadero banquete, que la rebelión se hace imposible no ya por falta de fuerza sino de deseo. La mayoría de la gente tiene tan anulada la capacidad crítica que se hallan completamente persuadidas de que esas sobras que se le ofrecen son lo mejor que podrán obtener nunca y además es lo que siempre han deseado. Verdaderamente lamentable. Pero es contra esto mismo contra lo que se rebela Veidt en Watchmen. Su idea del hombre nuevo, recogido en el método Veidt, es la antítesis perfecta del consum…, digo del ciudadano medio actual. Otra cantar será si nos ponemos a analizar los medios usados para alcanzar a parir ese hombre nuevo.

    Lo de que con el tiempo la gente se olvidaría del acontecimiento… Posiblemente sí en la vida cotidiana, pues es imposible vivir pensando en que se tiene la espada de Damocles sobre la cabeza, pero no tanto en cuanto a la correlación de fuerzas que determina el ordenamiento político internacional. La existencia de una amenaza exterior continua exigiría, por mero instinto de supervivencia, el olvido de ciertos conflictos y rencillas actuales que se verían completamente superadas por la nueva situación. Por supuesto que la unidad alcanzada no sería total; seguiría existiendo desacuerdos como existen dentro de cualquier organización compleja, pero en líneas generales si que se conseguiría hacer de la humanidad un cuerpo más armonizado.

    O tal vez no, cualquiera sabe.

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, estoy deacuerdo con el pensamiento de que un enemigo común uniría a la humanidad, como dice el amigo david chip (de dónde habrá sacado ese nombre...) ejemplos mil: "La Guerra de los Mundos", "Armagedón", "Independence Day"... En otro lugar no sé yo si habría unidad, dependería de la tajada que pudiera sacar EEUU, las migajas, como dice Jorgito... para la Gran Bretaña.
    El poder del Capitalismo reside en la anulación de la capacidad crítica? Rotundamente NO. El poder del Capitalismo consiste en el agudizamiento de uno de los 7 pecados capitales: LA CODICIA, a partir de ahí viene todo lo demás.

    ResponderEliminar