jueves, 26 de febrero de 2009

Microrrelatos, la literatura del futuro

Y qué remedio, si ya no queda tiempo para nada. Ni para ser felices, que ya es decir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada