viernes, 17 de agosto de 2007

Anatomía de una historieta, de Sergio García

A medio camino entre la genial Entender el cómic y la no tan genial La revolución de los cómic, ambas, cómo no, de Scott McCloud, Sergio García, autor también de la interesantísima Sinfonía gráfica, nos ofrece con Anatomía de una historieta su modesta aportación a la noble tarea de divulgar y hacer accesible al aficionado los entresijos de la creación de un cómic. Con un dibujo de trazo sencillo –aunque nada simple- y de apariencia infantil, Sergio consigue adentrarnos de forma amena y natural en la vorágine de recursos, posibilidades y decisiones creativas que hay que tener en cuenta a la hora de elaborar un cómic, que van desde la elección de la composición de página, el tipo de viñetas, la integración de texto e imagen, las distintas tipografías, los materiales usados para dibujar o el estilo del propio dibujo, hasta el desarrollo de una idea y la estructuración de un guión o incluso el impacto producido por las nuevas tecnologías en el proceso creativo… Pero además, a este completo catálogo de elementos artísticos, hay que unir el repaso que el autor tampoco olvida hacer de esa otra parte de la elaboración de un cómic, más material y menos poética, pero igualmente imprescindible, que es la relacionada con la edición y comercialización del mismo. Para ello Sergio nos colará nada menos que dentro de las instalaciones de una editorial, donde podremos conocer paso a paso su funcionamiento.

Una propuesta y unos temas que no carecen de interés, pero que sin embargo chocan con una dificultad inevitable y de muy difícil solución: la comparación con la obra de McCloud. Y más cuando nos encontramos ante un libro claramente deudor, al menos en su concepción, de los revolucionarios ensayos del de Boston. Ciertamente García opta por un planteamiento inicial, por un punto de partida, idéntico al de Entender el cómic, tomando prestado de aquel incluso algunas explicaciones y concepto, pero las intenciones del español son más modesta y se quedan apenas en la exposición didáctica de elementos. Sin embargo, a pesar de que en el plano teórico Anatomía de una historieta no aporta novedades –tampoco lo pretende-, sí que lo consigue desde un punto de vista formal: García se aparta de McCloud en la utilización de recursos y nos regala una clase magistral de aplicación práctica de todas aquellas ideas que ya apuntara en Sinfonía gráfica, consiguiendo algunas composiciones de páginas verdaderamente afortunadas y que revelan a un autor inquieto y muy comprometido con la búsqueda y exploración de nuevas formas expresivas dentro del noveno arte. Es aquí, en estos originales juegos metalingüísticos de los que se sirve García para exponer sus explicaciones, donde reside en mi opinión la autentica fuerza de la obra. Y es ella, la forma más que el contenido, lo que hace de Anatomía de una historieta una obra personalísima que bien merece ser conocida.

Pues eso, una buena piedra de toque para aquellos que deseen iniciarse un poco en la teoría de creación de los cómics; una lectura imprescindible para los que sientan inquietud por conocer nuevas posibilidades expresivas del noveno arte.

Puntuación: 7




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada