martes, 29 de mayo de 2007

Pirateando cómics, de Dylan Sisson

"Querido consumidor:"

Así, de esta manera tan irreverente, desarmante y desternillante empieza Dylan Sisson el prólogo de Pirateando cómics, su particular versión del Entender el cómic de McCloud, es decir, tirando con bala desde las primeras palabras contra cualquier atisbo de pretensión artística que el cómic pueda abrigar. Sisson construye una parodia de negrísimas intenciones que ataca sin piedad tanto a la obra como al autor de Boston, riéndose y haciéndonos reír con las simplezas, el rebuscamiento, la egolatría y el mesianismo que al bueno de McCloud también se le cuelan en su por lo demás estupenda obra teórica. Para ello se cuelga de los hallazgos visuales de este y los retuerce hasta dejarlos convertidos en alegres caricaturas que hacen las delicias del consum… perdón, del lector y supongo que la pascua a McCloud. Y además, y en cierta medida, hasta tiene sus razones para hacerlo:

-Para poner en su sitio el exceso de entusiasmo de aquel con respecto a las posibilidades del cómic entendido como medio de expresión artística, un correctivo que tampoco nos vendrá mal a esos emborronapantallas que, como el aquí firmante, nos dedicamos a promulgar a los cuatro vientos en nuestra prosa vacía la dignidad del cómic sin un mínimo coherente y necesario de autocrítica

-Para incitar y avivar el fuego de ese mismo debate en torno al noveno arte que el propio McCloud reclamaba desde las páginas de Entender el cómic.

Pues nada, un panfleto imprescindible que todo el mundo debería conocer.

Puntuación: 8


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada